Cómo cuidar un gato en verano

list En: Cuidado para tu mascotas En: comment Comentario: 0 favorite visualizaciones: 121

El calor no afloja y al parecer tendremos que acostumbrarnos a un verano de altas temperaturas. Si eres un amante de los gatos y te estás preguntando qué hacer con el tuyo durante estos meses, pon atención a las siguientes líneas donde repasaremos algunos cuidados básicos que debes tener en cuenta.

Más calor, mayor hidratación

El verano es una época que puede ocasionar estragos en la salud de nuestros pequeños felinos, por lo que tenemos que estar atentos a sus rutinas diarias y no descuidarlos.

El agua es esencial para cualquier ser vivo y los gatos no son la excepción. Las altas temperaturas pueden provocar que se deshidraten muy rápido si no consumen una cantidad regular, provocando daños complejos en sus órganos.

Una forma de asegurar una correcta hidratación es dejarle distintos pocillos con agua fresca y abundante en los lugares en que tu gato realiza sus rutinas, especialmente cerca de la comida. 

En verano puedes agregar pequeños cubos de hielo para mantenerla a una temperatura agradable. Dependiendo del espacio que tengas, puedes mantener uno o más bebederos, pero debes revisar constantemente que se encuentre limpio y que el agua esté fresca y en condiciones de beber.

Por ningún motivo debes dejar el agua bajo el sol porque lo más seguro es que tu pequeño amigo no se interese en tomarla y lo importante es incentivarlo a que lo haga regularmente.

Otra manera de mejorar la hidratación es incorporar regularmente a su dieta comida húmeda para gatos. Estos alimentos aportarán una buena parte del líquido que tu gato no consume por iniciativa propia y evitará problemas futuros.  

Debes tener en cuenta también que la cantidad de agua que bebe un gato depende de su estilo de vida, de su edad y de si tiene algún problema que pueda estar afectando su salud.

  

   

Un verano de pelos

El pelaje de los gatos es esencial para mantenerlos protegidos del frío y el calor extremo. En verano, es muy recomendable mantener una rutina regular de cepillado. Esto permitirá remover nudos de pelo muerto y hará que tu gato  se mantenga fresco y limpio. 

Aunque algunas personas se ven tentadas a cortar el pelo de sus gatos, esta práctica no es recomendable ya que podría exponer la piel a quemaduras, especialmente en verano, cuando la acción de los rayos solares es aún más fuerte. 

La naturaleza hará que los gatos preparen su pelaje para los cambios de estación, por lo que ayudarlos con un cepillado constante no solo facilitará la muda sino que brindará un momento de relajo a tu pequeño compañero.

    

La vida al sol

Al igual que los humanos, los gatos obtienen parte de sus requerimientos de vitamina D directamente del sol. Pero, si se exponen de forma prolongada a su radiación, esta puede  producirles graves daños en la piel, los que van desde quemaduras superficiales hasta la aparición de tumores.

Por eso es importante controlar la cantidad de horas que tu gato se expone al sol y tratar de privilegiar las horas de menor intensidad, ya que un golpe de calor podría afectarles negativamente.

Si tu gato no sale de casa, es recomendable preocuparse que la temperatura ambiente sea la adecuada. Un gato prefiere el calor y generalmente lo veremos junto a la ventana o donde encuentren el nivel de temperatura que le agrade. Lo óptimo es que en estos días de verano, es mantenerlo fresco y cómodo.  

      

   

Los pequeños convidados de piedra

El verano es también época de parásitos, no solo externos como pulgas y garrapatas, sino que también aquellos que se encuentran en forma interna y que deben ser controlados por medio de medicamentos. 

Estas indeseadas visitas las puede contraer durante sus salidas al exterior, pero también puede ocurrir que los adquiera sin salir de casa, mediante el aire o por medio de otros habitantes del hogar.

Una visita regular al veterinario debe estar entonces en la lista de prioridades del verano, más aún si estás pensando en salir de vacaciones. 

  

Vacaciones, ¿soñadas?

Quizás pienses que la independencia de un gato facilita salir de vacaciones. Pues bien, qué hacer con ellos es una pregunta que surgirá al momento de hacer planes.

Aunque hoy es posible dejar tu gato al cuidado de profesionales en un espacio con todas las comodidades, no siempre es la mejor opción. Sacar a tu gato de su hábitat natural podría resultar muy estresante para él. De preferencia busca alguien de confianza que pueda proveerle los cuidados necesarios hasta tu regreso.

   

   

Si lo llevas a vacacionar junto a ti, entonces debes considerar todo lo necesario para transportarlo y mantenerlo en las mejores condiciones. No olvides llevar una buena provisión de alimento, cuidando de mantener limpios los contenedores, especialmente los de comida seca para gatos que podrían deteriorarse con el calor, el mismo cuidado debes tener si optas por llevar alimento húmedo para gatos, la que debe ser refrigerada una vez abierta. 

En cualquier caso prefiere siempre alimento con ingredientes 100% naturales para gatos, así ayudarás a mantener un sano equilibro entre sabor y nutrición.  

Ahora que conoces algunos aspectos importantes sobre los cuidados para el verano, puedes prepararte mejor y alejarte de los riesgos de una estación que puede convertirse en un «sueño dorado» o una molesta pesadilla. 

   

  

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña