¿Cómo llevar a cabo la cruza de mi mascota?

list En: Alimentación para Perros En: comment Comentario: 0 favorite visualizaciones: 96

En este blog entenderemos cómo cruzar a tu perro

En los últimos años ha comenzado una concientización constante en cuanto a preferir la adopción de perros por sobre la cruza y, con ello, nuevas camadas de cachorros. Esta práctica generalmente se asocia a la compra y venta de animales de raza. Sin embargo, si optas por la cruza de tus mascotas, debes tener en cuenta aspectos importantes para que todo el proceso se dé de forma responsable, primando siempre la salud de tus animales.

En este texto te compartimos información que te ayudará a estar al tanto de algunos aspectos básicos a considerar.

¿Cómo es el celo de las hembras?

El celo es aquella etapa en la vida de cada hembra no esterilizada en el que la hembra es receptiva sexualmente al macho, lo que le permite la reproducción de su especie. La edad en la que se desarrolla varía mucho dependiendo de la raza de cada hembra. Este rango va desde los 4 meses hasta el año o un poco más, siendo lo más común alrededor de los 6 meses. Las perras de razas más pequeñas pueden tener su primer celo siendo más jóvenes, mientras que las de razas más grandes, suelen tardar un poco más.

Cada hembra tendrá un rango de tiempo diferente entre celo y celo. Lo más común es un rango de 6 meses, sin embargo, este puede variar entre 3 meses hasta incluso una vez al año. Cabe considerar que aunque cada ejemplar es un caso particular, cada una de ellas también suelen ser muy regulares en su ciclo. Si notas alguna irregularidad es sugerible consultar al médico veterinario.

Por lo demás, si no deseas cruzar a tu perra, es recomendable esterilizarla entre el primer y segundo celo, ya que de esta forma se previene la formación de tumores mamarios en un 89%.

Fases del celo

La primera es la fase proestro, esta suele durar entre 9 a 11 días, aunque puede ser un rango más amplio de 2 a 29 días. Dentro de las características conductuales podemos notar cambios en el apetito, ansiedad, acicalamiento exhaustivo de genitales o mamas. Dentro de las características físicas encontramos inflamación y enrojecimiento vulvar, secreción vaginal, u orinar más veces al día. En cuanto a esto último, la orina contiene feromonas, por lo que a través de esta comienzan a comunicar al macho que pronto estarán receptivas sexualmente. Sin embargo, en esta fase no estarán dispuestas a la cruza ya que no están ovulando aún.

La segunda fase es el estro. Esta etapa tiene una duración de 5 a 9 días aproximadamente, y es el momento exacto en el que, si hay monta, hay probabilidades de gestación, por lo que la hembra se dejará montar por el macho. Es su período fértil. Además, en este momento comienza a disminuir o acabar la secreción vaginal.

La tercera fase es el diestro, aquí ya no hay sangrado y la hembra no se dejará montar por el macho. Dura alrededor de 60 a 100 días de no haber gestación.

Anestro es el nombre de la cuarta fase de descanso, la cual tiene una duración de 130 días pero como se mencionó anteriormente, esta etapa entre celo y celo puede variar mucho entre los distintos ejemplares, desde 3 meses a 1 año.

¿Qué considerar al elegir a un perro para cruzar con mi perro?

Si cuidas solo de una perra o un perro y estás planeando cruzarlo, debes tener en cuenta que el perro que elijas para ello debe cumplir con ciertos requisitos básicos, así como el tuyo, para asegurar lo más posible un embarazo sin complicaciones y cachorros sanos. ¿Cuáles son aquellas consideraciones? Aquí te contamos.

La evaluación a los futuros reproductores debe realizarse 30 días antes de la monta. Lo principal a considerar es el estado de salud de ambos, vacunas al día, desparasitaciones internas y externas, enfermedades de base, condición corporal, etc. Incluso es una buena iniciativa realizar un examen coprológico a cada animal para descartar enfermedades que puedan transmitir a los cachorros.

Seguidamente se debe considerar la edad a la que debe hacerse la monta. Las hembras deben estar en un desarrollo óptimo para evitar problemas futuros, es decir, después de su primer celo o dos años en promedio según la talla, sin superar los 6 o 7 años ya que puede traer complicaciones.

Características a evaluar al elegir a los reproductores:

Valor genético.
Ausencia de factores heredables.
Comportamiento adecuado.
Ausencia de problemas físicos que interfieran en la monta.
Datos reproductivos previos.
Cumplimiento de los estándares de la raza u otras cualidades deseadas (en caso de la cruza entre dos perros de la misma raza).
Ausencia de obesidad.
Evaluando estos aspectos, podrás tener mayor seguridad en que todo el proceso se dará de forma normal, evitando casos de riesgo.

Otros consejos

Por último pero no menos importante, una recomendación indispensable para los días planificados para la monta de los animales en la fase estro, es que estos momentos se den en la casa del macho, así este dominará la situación con mayor facilidad. Sin embargo, no es necesario estresar a la hembra dejándola en una casa ajena por varios días. Puedes dejarla algunas horas y posterior a la monta, volver con ella a casa. Luego, repetir los encuentros los días que se estimen necesarios. Es altamente probable que un solo día sea insuficiente.

Considera también que en el primer encuentro de los perros, ambos estén con correa, ya que la ansiedad del macho en primer contacto puede generar reacciones agresivas. Por lo tanto, los perros deben acercarse de forma paulatina.

Nunca debes intentar separar a los perros cuando están abotonados (pegados) ya que esto les producirá dolor e incomodidad. A ellos no les produce dolor este momento de por sí, por lo que lo recomendable es dejarlos tranquilos, o bien si dura mucho tiempo, acercarte para darles tranquilidad a través de caricias.

No olvides anotar los días de cruza, ya que esta información será muy útil para el veterinario que lleve el embarazo de la hembra.

Dicho todo esto, te invitamos a adoptar, y si deseas cruzar a tu perro, a ser responsable y empático con nuestros compañeros peludos. No olvides que permitir la cruza de tu perro no es un aspecto positivo para su salud, él o ella estará bien si nunca se cruza. Tampoco será necesariamente negativo si lo haces con responsabilidad, pero hay un montón de perritos esperando tener un hogar. Promovamos la tenencia responsable.

Fuente: https://www.expertoanimal.com/es-necesario-cruzar-a-un-perro-22079.html

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña