Tips para vivir con animales en casa

list En: Conductas de tu mascotas En: comment Comentario: 0 favorite visualizaciones: 222

Es importante cuidar la salud física y mental y tener una rutina entre otras cosas. ¡Aprende qué más puede influir!

Durante siglos, los humanos hemos disfrutado de la compañía de perros y gatos. Estas bellas criaturas de cuatro patas se han convertido en mucho más que mascotas. Para qué andamos con cosas, se han convertido en miembros integrales de nuestras familias. La alegría y el consuelo que traen a nuestras vidas son incalculables. Ya seas amante de los perros o entusiasta de los gatos, vivir con una mascota tiene beneficios y cuidados. Si aún no te animas a tener una mascota porque no estás seguro de los beneficios, aquí te contamos qué implica tener una. Porque conociendo los beneficios que entregan quizá puedas comprender mejor los compromisos que demandan. 

Salud física y mental

En primer lugar, la presencia de un perro o un gato en tu hogar puede mejorar enormemente tu salud integral. Numerosos estudios han demostrado que interactuar con animales puede reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Acariciar a un perro o acariciar el pelaje de un gato puede liberar endorfinas, que ayudan a mejorar el estado de ánimo y promueven la relajación. Su amor incondicional y afecto crean un sentido de compañerismo, aliviando la sensación de soledad y entregando apoyo emocional.

Además, tener un perro o un gato fomenta la actividad física. Los perros, en particular, necesitan ejercicio diario, como paseos o tiempo de juego en el parque. Esta actividad realizada diariamente definitivamente va a mejorar tu salud cardiovascular, reducir la presión arterial y te mantendrá con un peso saludable. Los gatos, por otro lado, pueden no requerir tanto ejercicio, pero jugar con ellos usando juguetes indudablemente te sacará del sillón. En unos y otra caso necesitarás tiempo, pero también un presupuesto para invertir en juguetes y accesorios que harán mejor su vida (y la tuya). 

Muchos estudios han demostrado que los dueños de mascotas tienen niveles más bajos de colesterol y triglicéridos, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. Además, tener una mascota puede fortalecer el sistema inmunológico, especialmente en los niños, al exponerlos a diferentes bacterias y alérgenos desde una edad temprana. Pero al mismo tiempo, podrían ser alérgicos. Por lo tanto, la primera pregunta que debes hacerte es la siguiente: ¿es la salud mía y de familia compatible con la de una mascota?

Responsabilidad y rutina

Otro de los beneficios de vivir con una mascota es que promueven hábitos y rutinas. Los perros sobre todo, requieren alimentación regular, aseo y ejercicio, lo que ayuda a establecer una rutina diaria estructurada. Cuidar de un animal enseña a niños y adultos por igual sobre la empatía, la compasión y la importancia de satisfacer las necesidades de otro ser vivo. En simple, por preocuparnos de otro diferente a nosotros nos volvemos mejores personas. El tema alimentación, por ejemplo, te demandará un compromiso financiero, dado que en comida de animales, lo barato cuesta caro. Por lo que es importante que mantengas un buen balance entre precio y calidad. 

Sobre la responsabilidad, algo que no se considera muy a menudo es lo siguiente: ¿qué pasa con el perro o el gato cuando quiera irme de vacaciones? ¿Lo llevarás? ¿Lo dejarás en buenas manos? Hoy en día es cada vez más aceptada la presencia de mascotas en hoteles y restaurantes, sin embargo no todos están dispuestas a compartir su tiempo de descanso fuera de casa con sus perros y gatos. 

Sociabilización

Los perros y los gatos mejoran tus conexiones sociales. Los que tenemos perros lo sabemos. Pasear a un peludo en el parque a menudo lleva a interactuar con otros dueños de perros, brindando oportunidades para socializar y formar nuevas amistades. De manera similar, los gatos pueden ser un gran tema de conversación, ya que a muchas personas les gusta compartir historias y experiencias sobre sus compañeros felinos. Esto porque los michis dan harto de qué hablar. 

Entonces, ¿puedo tener una mascota?

En conclusión, los beneficios de vivir con un perro o un gato son variados y de amplio alcance. Brindan apoyo emocional, fomentan la actividad física, enseñan responsabilidad, facilitan las conexiones sociales e incluso mejoran nuestra salud física. Ya sea que busques compañía, alivio del estrés o un estilo de vida más saludable, un perro o un gato puede ser una maravillosa adición a tu hogar, trayendo alegría e innumerables beneficios a tu vida.

Y a cambio de todos esos beneficios, tú debes entregarles cuidados. Entre ellos, un espacio acogedor, buena alimentación, tiempo y cuidados. Esta parte final, cuidados, incluye quizá la que no todos están dispuestos a realizar de manera regular: idas al veterinario. 

En su primer año de vida, gatos y perros, requieren de vacunas y guías de cuidado que un veterinario puede proporcionar. De ahí en adelante, tu compromiso debería ser menos a menudo, pero igual de consistente. Una o dos veces al año. Con todo lo anterior chequeado, estás listo para compartir tu vida con uno de estos bandidos. Los beneficios exceden por mucho a los cuidados. 

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña