¿Cómo hacer que mi gato use la caja de arena?

list En: Conductas de tu mascotas En: comment Comentario: 0 favorite visualizaciones: 171

Muchas personas viviendo con michis se preguntan: ¿Cómo hacer que mi gato use la caja de arena? Aquí te damos algunos tips

Los gatos tienen un prestigio bien ganado cuando se trata de hábitos de higiene personal. Pero pueden ser difíciles de carácter y también, obstinados. Muchas familias sufren con la imposibilidad de entender ciertos comportamientos. Uno de los que más angustia causa en los hogares es cuando el gato hace sus necesidades donde quiere y no donde debe. Muchas personas viviendo con michis se preguntan: ¿Cómo hacer que mi gato use la caja de arena? ¿Por qué la evitan? ¿Tratan de enviarnos un mensaje? El posteo de hoy va dedicado a entender las causas y también las soluciones a este problema. 

Problemas de salud

Una de las principales razones por las que tu gato puede evitar la caja de arena es un problema de salud subyacente. Condiciones como infecciones del tracto urinario, cálculos en la vejiga o trastornos gastrointestinales pueden causar molestias al eliminar, lo que lleva a que tu gato busque lugares alternativos. Si notas cambios en los hábitos de uso la caja de arena de tu gato, es crucial consultar a un veterinario para descartar posibles problemas de salud.

Preferencias 

Los gatos pueden ser bastante exigentes en general. Y la caja de arena no es la excepción. El tipo de arena, la limpieza y la ubicación de la caja pueden desempeñar un papel importante en la disposición de tu gato a usarla. Experimenta con diferentes tipos de arena (aglomerante, no aglomerante, con perfume, sin perfume) para encontrar la que prefiera tu gato. Existe el riesgo de que la arena aglomerante se la coman, por lo que hay que estar atentos. La ventaja de esta arena es que se une a la orina formando grumos que facilitan la limpieza. 

También está la opción ecológica, que puede ser compostable, pero quizá no sea tan eficiente en el control de olores. Finalmente, se trata de ir probando cuál es la que más le acomoda al michis y en lo posible, ponerlo en su caja de arena al obtener una. Después de cada comida, al despertar o en momentos aleatorios. La idea es que se acostumbre a ella. 

Además, asegúrate de limpiar la caja de arena regularmente, ya que a los gatos generalmente no les gusta usar cajas sucias. Idealmente, recoge los desechos al menos una vez al día y cambia por completo la arena una vez a la semana.

Ubicación 

La ubicación de la caja de arena es vital para que tu gato la acepte. Debe ser de fácil acceso, tranquila y privada. Evita colocar la caja de arena cerca de electrodomésticos ruidosos, en áreas con mucho tráfico o cerca de los platos de comida y agua de tu gato, ya que prefieren espacios separados para comer, beber y eliminar. Proporcionar múltiples cajas de arena en diferentes áreas de tu hogar también puede ser beneficioso, especialmente en casas de varios pisos o espacios más grandes. Lo importante es que aunque sea privada, esté a la vista para el felino.

Estrés y ansiedad

Los gatos son criaturas sensibles y el estrés o la ansiedad pueden interrumpir sus hábitos en la caja de arena. Los cambios en el entorno los afectan. Cambiarse a una nueva casa, introducir una nueva mascota o incluso reorganizar los muebles pueden desencadenar estrés en los gatos. Para evitarlo, dale un ambiente tranquilo y predecible y crea espacios seguros donde tu gato pueda retirarse. El uso de sprays o difusores de feromonas sintéticas, diseñados específicamente para gatos, puede ayudar a crear una atmósfera relajante y aliviar los problemas de la caja de arena relacionados con la ansiedad.

Tamaño y accesibilidad de la caja de arena

El tamaño y diseño de la caja de arena pueden influir en la disposición de tu gato a usarla. A los gatos les gustan las cajas lo suficientemente espaciosas como para poder darse la vuelta y excavar cómodamente. Si tienes un gato grande o mayor, considera usar cajas de arena más grandes o aquellas con bordes más bajos para un acceso más fácil. De manera similar, los gatitos o los gatos con problemas de movilidad pueden requerir cajas de arena con puntos de entrada más bajos.

Asociaciones negativas

Las experiencias negativas asociadas con la caja de arena pueden hacer que los gatos eviten usarla. Si tu gato ha tenido un encuentro desagradable, como asustarse o sentir dolor mientras usaba la caja de arena, es posible que comience a evitarla por completo. La idea es dar vuelta esta percepción dándole premios o elogios cuando tu gato use la caja de arena con éxito. Esto ayudará a cambiar su asociación con la caja y fomentará su uso nuevamente.

Problemas de comportamiento

En algunos casos, evitar la caja de arena puede atribuirse a problemas de comportamiento, como marcar territorio o insatisfacción con la configuración actual de la caja de arena. Castrar o esterilizar a tu gato puede ayudar a reducir el comportamiento de marcado. Además, si tienes varios gatos, asegúrate de proporcionar suficientes cajas de arena para evitar conflictos y disputas territoriales.

En conclusión, se trata de un problema que debes abordar con sabiduría, paciencia y un enfoque sistemático. Teniendo claro si es por problemas de salud, preferencias de la caja de arena, estrés o problemas de comportamiento, puedes dar con soluciones efectivas. Una caja de arena limpia, una ubicación adecuada y un ambiente sin estrés pueden motivar al gatito a usar la caja. Pero siempre tener claro que un veterinario o un especialista en comportamiento animal puede proporcionar orientación y apoyo adicionales para resolver el problema.

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña